¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Visión, misión y valores

La Federación de Castilla y León de Fútbol, constituida el 2 de abril de 1923, es una entidad de derecho privado, sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines y jurisdicción, en los asuntos de su competencia. Integra a los clubes o sociedades anónimas deportivas, futbolistas, árbitros, entrenadores, técnicos y a otras personas físicas o jurídicas que practican, promueven o contribuyen al desarrollo de las distintas especialidades de fútbol, trabajando por y para ellos con unos valores institucionales reflejados a continuación y una misión y visión corporativa definidas.

Misión

Desarrollar, promocionar, fomentar y organizar el fútbol en todas sus categorías y especialidades oficiales en la región de Castilla y León, bajo unos valores institucionales establecidos.

Visión

Conseguir una estructura de fútbol lo más eficiente posible y puntera en la Comunidad, donde haya cabida y resolución de todas las necesidades de todos los miembros del fútbol de Castilla y León.

Valores

Toda actuación bajo el nombre de la Federación de Castilla y León de Fútbol se rige por este conjunto de valores propios que definen la organización, su estructura, sus principios éticos y su cultura organizacional. Sabiendo que en todo lo que realicemos, el fútbol debe ser el primero y más importante elemento a tener en consideración, que es un deporte antes que un producto, un mercado o un negocio y que es una de las herramientas actuales más potentes para transmitir valores, educar y emocionar en todas las etapas de la vida, tenemos la ocasión de reflejar los siguientes conceptos en la sociedad.

  1. Vinculación al territorio: La FCYLF es mucho más que una institución deportiva, es una entidad arraigada en y a Castilla y León con vocación de servicio y pasión por nuestra tierra y su fútbol. Los Clubes castellanos y leoneses dejan su marca en el futuro de cómo vivir el fútbol de manera única.
  2. Compromiso con el trabajo para realizar nuestra misión de la manera más adecuada a nuestros tiempos, esforzándonos por cubrir todas las necesidades que el fútbol demanda. Y para mayor concreción, trabajo en equipo, valor fundamental en los tiempos que corren, extrapolable desde la esfera futbolística al resto de facetas de la vida, con la competición como herramienta para aprender a liderar, cooperar, transmitir…enfocados en los mismos objetivos.
  3. Integridad y transparencia en nuestro comportamiento, y lo que ello supone con absoluta responsabilidad conociendo de su absoluta importancia para producir el avance necesario y buscando la justicia en cualquier decisión o acción para con los demás como con la propia entidad. El fútbol nos debe enseñar que no vale ganar a cualquier precio.
  4. Juego limpio y buen gobierno en todas las actuaciones federativas y de sus miembros desde una estructura deportiva autónoma, es decir, respeto al trabajo de entidades supeditadas, colaboradoras, entorno y toda persona que repercuta en nuestra acción. Sabiendo que todo compañero y rival son igual de importantes para crecer, se exige con firmeza la misma manera de actuar respetuosa con el entorno y la competición a todos los miembros FCYLF, condenando cualquier tipo de conducta ilícita a nivel físico, psicológico y social, así como cualquier injerencia en los órganos del fútbol que desestabilice el correcto funcionamiento deportivo.
  5. Unidad y conciliación por el bien de nuestro fútbol y del órgano más importante en su representación: una Federación de todos, cercana y eficaz, abierta a todo lo que sume y aporte. Gracias al fútbol conocemos la importancia de compartir y convivir en un mundo donde todos tenemos cabida para disfrutar de lo que nos aporta el balompié y su entorno, desde el optimismo y las relaciones forjadas en éxitos y fracasos que nos llevan hacia un futuro castellano y leonés fructífero a todos los niveles en nuestro deporte.

SUBIR
Redimensionar imagen
Contraste